COLUMNAS

Adrián Oseguera: el broker del Congreso Por Oscar Díaz Salazar

Trasciende que hay mucho malestar con el líder de la fracción. parlamentaria de morena en el Congreso del Estado por su actitud omisa en el tema de las dos diputadas que se pasaron al grupo panista. Si bien las legisladoras que traicionaron nunca merecieron la confianza de sus pares, la obligación de quien quiso ser, y es, líder de la mayoría, era buscarlas, indagar sus razones para mantenerse apartadas, conocer sus argumentos para no integrarse y buscar el modo de retenerlas. Varios actores políticos de morena acusan al diputado Armando Zertuche de ser omiso, de no actuar, ni para bien, ni para mal, en el asunto de la diputada de morena de Matamoros y de PT de Ciudad Mante, que ya hoy forman parte del rebaño que pastorea \"El Cacharro\" Cantú.

Genera sospechas en algunos segmentos morenistas que un político que se gana la vida ofreciendo asesorías y cursos de capacitación en los temas de trabajo en equipo, liderazgo, calidad y hierbas afines, no hubiera sabido detectar, y sobre todo evitar, la deserción de dos de las integrantes del grupo que pretendía liderar.

Zertuche Zuani no tuvo que convencer a sus pares para que lo nombraran líder de la fracción, pues ese privilegio fue parte de la negociación con la cúpula partidista, para que desistiera de buscar la candidatura a la presidencia municipal de Reynosa.

Con la confianza de traer amarrado de antemano el liderazgo del grupo, que le daría también la oportunidad de presidir la Junta de Coordinación Política, por la condición mayoritaria de su grupo, - que ya no está tan segura -, el reynosense Zertuche Zuani se tomó la libertad de negociar con el presidente municipal de Madero, Adrián Oseguera, la Secretaria General del Congreso, para su secretario del Ayuntamiento, Juan Antonio Ortega Juárez.

La maniobra fue detectada, y abortada, por diputados y actores de otros grupos políticos al interior de morena, que ven con preocupación la intromisión del alcalde de Madero, porque en su interpretación, el edil maderense es la quinta columna del cabecismo en morena, es el Caballo de Troya encargado de neutralizar a los diputados morenistas que aún no se alinean con los vientos de cambio.

Como prueba de buena fe, y para que no se opongan a la llegada del diputado suyo de él, de su distrito, a la presidencia de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior del Estado, el munícipe de la urbe petrolera obsequió dos cientos cincuenta mil del águila a once diputados, a cada uno, y la promesa de que habrá mucho más en los días por venir. La gratitud de los legisladores tendrá forma de demostrarse de manera inmediata, al consensuar la presidencia de la Cámara para el periodo inaugural, para el diputado de Ciudad Madero, Jesús Suárez Mata.

De ser cierta esta versión que sale de las cúpulas de morena, considero que el daño que hicieron las diputadas que se fueron, es nada comparado con lo que puede hacer el eje que integran Cabeza de Vaca - Adrian Oseguera - Suárez Mata y los titulares de los espacios que logre comprar en el aparato administrativo de la Cámara de Diputados.

Notas relacionadas...