lun. May 20th, 2019

Síntesis de Tamaulipas

Portal de Noticias

LUIS ARMANDO CAMPOS: UNA MANCHA MÁS AL TIGRE

4 min read

HIPÓDROMO POLÍTICO

Por: Carlos Gerardo Cortés García

Hoy fue un muy mal día para el JR

Yasmín Esquivel Mossa, nueva Ministra de la Suprema Corte

La historia que le voy a contar a continuación, tiene que ver con un tremendo lío judicial que tiene hoy tras las rejas en el penal de Altamira a un inocente: a Mario Miranda, quien ha sido acusado de varios delitos, entre ellos trata de personas y violación. ¿Y el culpable? Luis Armando Campos, quien tuvo sus cinco minutos de gloria en un concurso de canto en cobertura nacional, desde donde convirtió un asunto personalísimo en uno judicial y mintió para encarcelar al productor musical Mario Miranda. Pero esa trama tiene ya un tratamiento judicial en proceso que podría no terminar bien para Campos.

El tema es que este mentiroso, Luis Armando Campos, no deja de alterar la realidad para sacar raja a su favor y ahora, además, se dedica al fraude comercial, por lo que una persona afectada por un trato comercial fraudulento y abusivo está en vías de proceder legalmente contra este mentiroso y defraudador. Le cuento la historia.

Luis Armando Campos anuncio a través de redes sociales, concretamente en Market Place, la venta de un teléfono Celular de la manzana, modelo 8 plus y usado, pero en “muy buenas condiciones”.

Alguien creyó en la honestidad de este sujeto y trabó con él un trato comercial confiando en la buena fe. Lo vio en el Centro Comercial Altama, en la zona conurbada y ahí le entregó el dinero: $12,500 del águila a cambio del equipo que pensó, “era una buena compra”. Pues poco la duró el gusto a esta señorita, quien, tras una semana, el aparato se apagó para no encenderse jamás. Ya no prendió.

Al llevar a revisar el equipo, resulta que traía una batería genérica y había que reparar el U2 de carga, aunque cabe decir que ese equipo ya había sido reparado lo que nunca le fue informado a la compradora del equipo. ¿Y el costo por repararlo? $2,500 pesos más.

Al reclamarle, a Luis Armando Campos, el vendedor, dijo que sí, que iba a responder por el problema y al paso de los días, silencio sepulcral. Luis Armando Campos enmudeció. Y no contestó nada hasta que la compradora de buena fe le advirtió, vía redes sociales, que “si no me contestas voy a tomar otras medidas”. Y sólo así, Luis Armando Campos respondió. Pero como pasar de las palabras a los hechos cuesta trabajo, lo único que la compradora logró fue que este sujeto confirmara, a posteriori, que el teléfono se lo regalaron y que ya había tenido una reparación. Y los argumentos de venta quedaron en eso, en sólo argumentos. Puras piñas, dijeran algunos.

Pero de ahí a regresarle a la compradora los $12,500.00 que cobró por el fraudulento equipo nada. Por ello, debe mediar una denuncia penal por fraude y todos los delitos que involucren esta irregular operación, porque no se vale que este sujeto, bajo el amparo de que es “una estrella nacional” y se siente intocable, haga trastupije y medio robando y difamando a la gente de buena voluntad.

Las malas actitudes de Luis Armando Campos, Mario Miranda las comprobó ayer y la señorita del teléfono las comprobó hoy y los miembros de la agrupación musical en donde canta, Consorcio Estilo Latino, ya han tenido también serios problemas con él. ¿Quién seguirá mañana? ¿O quien dice yo? Tenga cuidado con esta persona, porque sobre aviso no hay engaño.

PD. 1. Buena estuvo la refriega contra el Delegado Federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal por parte de los productores agropecuarios quienes bloquearon carreteras para inconformarse por los excesivos recortes del gobierno federal al campo y al exigirle un mejor trato.

PD. 2. Con 95 votos a favor, el Pleno del Senado de la República eligió a Yasmín Esquivel Mossa como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por los próximos 15 años. De un total de 121 votos, 95 fueron en favor de Esquivel Mossa, 6 por Loretta Ortíz, esposa de José Agustín Ortíz Pinchetti, cero votos por Celia Maya, 19 votos en contra de la terna y uno nulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *