DE CAMPESINOS Y EMPRESARIOS

CENA DE NEGROS

Por: Marco A. Vázquez

Expertos en la materia, un par de matamorenses, dicen que las negociaciones para pacificar, laboralmente hablando, la industria maquiladora instalada en ese municipio avanzan muy lento, uno de ellos, incluso, se atreve a pronosticar que algunas de ellas no van a llegar a la negociación del siguiente contrato colectivo de trabajo, que van a cerrar sus puertas y emigrar a otras ciudades u otros países antes de que concluya el 2019.

De acuerdo a su información, es en las maquiladoras que son reguladas por la Secretaria del Trabajo federal donde no han encontrado a ningún funcionario que funcione de intermediario, que platique con los obreros y de garantías a empresarios para acelerar acuerdos que eviten la pérdida de empleos a mediano y largo plazo.

Mientras eso ocurre en la eterna discusión de ricos y pobres, de obreros y empresarios, los primeros por mejorar sus salarios y los segundos por seguir obteniendo mayores ganancias y productividad, en San Fernando hay otro conflicto, por dos días consecutivos los productores de esa región han cerrado la carretera que comunica Victoria con Matamoros argumentando que el gobierno federal no quiere, y al parecer no desea, pagarles adeudos de algunos programas de los que son beneficiarios.

En entrevistas a medios de comunicación los dirigentes de los campesinos afirman que decidieron cerrar la carretera porque nadie escucha sus reclamos, que cuando intentaron dialogar no hubo un solo funcionario de la SAGARPA, o como se llame ahora esa dependencia, que quisiera atenderlos para darles a conocer, por lo menos, que pasos se pudieran seguir de manera pacífica y ordenada para recuperar millones de pesos que les adeudan.

Obvio que los conflictos no tienen nada de raro y tampoco será extraño si el final de ambos resulta lamentable porque en uno y otro lado ya han sucedido desencuentros fuertes, en Matamoros entre los sindicatos y en San Fernando entre transportistas y campesinos.

Para acabarla de amolar el gobierno federal parece no tener interés alguno en Tamaulipas, da la impresión de que no conocen la importancia, en materia económica, que tiene el Estado y por ello es fecha que no envía representantes que corrijan esos problemas, que dialoguen con las partes y destraben lo que sea necesario para que regrese la paz laboral y de los campesinos a esa región que si algo la caracteriza es el trabajo.

Eliseo Castillo Tejeda, quien cobra como delegado de Gobernación en el Estado, fue más puntual en el tema, palabras más palabras menos dijo que a su juicio va muy lenta la transición del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el Estado, adelantó que todavía puede tardar mucho más y aceptó que efectivamente, que esa parálisis en las representaciones del gobierno federal son culpables del conflicto laboral en Matamoros y, seguramente, opinará casi lo mismo en lo que ocurre con los campesinos de San Fernando.

Sea como sea el caso, la realidad es que ya urge que los delegados federales lleguen a ocupar sus cargos, urge que el gobierno federal de Andrés Manuel no solo se interese en Tamaulipas políticamente, o en la grilla y la lucha por el Congreso local, sino en los problemas que tenemos y en la solución que se le pudiera dar a los mismos.

Hoy hablamos de campesinos y empresarios, de obreros y productores pero la realidad es que mañana se pueden sumar otros sectores, los más pobres, por ejemplo, no hay que hacer oídos sordos en el sentido de que en muchas regiones ya se están preguntando para cuando serán pagados los apoyos de lo que se llamaba Progresa, eso, nomás para que se dé una idea.

En otras cosas… Por si todavía existen dudas de lo que es Tamaulipas bien vale la pena retomar información al respecto la cual proviene de fuentes oficiales.

“El liderazgo del Estado de Tamaulipas en materia de comercio exterior es indiscutible. De enero a diciembre del año 2018 la Entidad fue puntero en la recaudación aduanera, generando más de 250 mil millones de pesos por concepto de IVA, Advalorem, DTA, IEPS y otros valores, lo que representa el 26% del total nacional.

Con las condiciones geográficas naturales de la región y por la infraestructura de sus puentes internacionales, Tamaulipas se consolida como punto clave del corredor comercial hacia los Estados Unidos.

A nivel nacional el movimiento de importación y exportación por carretera fue de 494,754 millones de dólares, de esa cifra, el 41.2% del movimiento de comercio exterior carretero del país, cruzó por las aduanas de Nuevo Laredo y Reynosa.

El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, afirmó que por la aduana de Nuevo Laredo cruzó el 33% del comercio exterior carretero que realizó México en el 2018, lo que significa un gran logro para la entidad.

La recaudación lograda por el movimiento de comercio fue de poco más de 949 mil 706 millones de pesos en todo el país, de acuerdo a información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En 2018 las aduanas de todo México recaudaron por concepto la cantidad de 949 mil 706 millones 922 mil 964 pesos, lo que se traduce como un incremento de 12.4% respecto de 2017”, hasta ahí lo que se puede corroborar con datos.

Lo siguiente, justo sería, es exigir que se retribuya la contribución por lo menos con una atención seria a los problemas que pueden inhibir este crecimiento y desarrollo regional que sirve para la generación de cientos de miles de empleos.

PrensaDE CAMPESINOS Y EMPRESARIOS

Related Posts