SI JUANITA QUIERE GANAR DEBE IRSE DEL CONGRESO Y DEL PARTIDO

HIPÓDROMO POLÍTICO

Por: Carlos Gerardo Cortés García

Cada día avanza a paso firme el proceso electoral para renovar el Congreso de Tamaulipas. Y ya algunos y algunas empezaron a tomar acciones para participar en el proceso electoral que tendrá su conclusión, o cuasi conclusión, el próximo domingo 2 de junio.

Ayer, la diputada local del PAN por el IV Distrito Electoral con sede en Reynosa, Juanita Sánchez Jiménez, confirmó su registro ante su partido para buscar la elección al cargo en la próxima elección del 2 de junio llevando como compañera de fórmula a Abigail García Treviño.

Y Juanita señaló que el tratarse de un proceso por invitación, deberá esperar la decisión que tome el instituto político en la definición de quienes aparecerán en las boletas electorales para la renovación del Congreso de Tamaulipas.

Hablando de Juanita, no podemos olvidar que en el proceso electoral local del 2016 fue una revelación, a grado tal que fue invitada por su partido a ser la delegada del PAN en Reynosa, cargo que ostenta hasta el día de hoy.

Parecía que la carrera de Juanita iba en ascenso. Y para el proceso federal de 2018, participó como candidata a diputada federal por el Distrito II, con cabecera en Reynosa. Sin embargo, el resultado le fue adverso, un poco por el escenario político, un poco porque Juanita se olvidó de ser sencilla, y de que los votos se los dan los ciudadanos.

Y fue tal la soberbia de la diputada Sánchez, que se olvidó de pedir licencia a su cargo de elección popular en el Congreso y a la dirigencia del PAN en Reynosa para concentrarse al mil por ciento en la campaña. Si así lo hubiera hecho, Juanita hubiera tenido los ojos y los oídos bien puestos en sus actividades electorales y habría podido entregar muy buenos resultados electorales a su partido, lo que no ocurrió.

Por ello, me parece que, en un ejercicio de absoluta honestidad, y si realmente la diputada Juanita Sánchez quiere lograr el triunfo, debe solicitar licencia al Congreso y al partido hoy mismo y entrarle con todo a recorrer su distrito, porque de otra forma tendrá también un escenario cuesta arriba y podría volver a repetir el triste resultado del 2018. Y la diputada debe pensar en entregar muy buenos resultados a quien la invito a participar, porque esta elección no es un proyecto propio.

PD. 1. Por fin le hizo justicia la revolución al Diputado con licencia, Jesús María Moreno Ibarra, “Chuma”, cuando ayer asumió la Gerencia General de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Reynosa, por acuerdo del Consejo de Administración, a propuesta de la alcaldesa de esa ciudad, Maki Esther Ortiz Domínguez. “Chuma“ asumirá sus funciones a partir del día 7 de febrero.

Y “Chuma” es una garantía en la COMAPA de Reynosa, pues es un funcionario que cuenta con vasta experiencia en dichos temas relacionados con el organismo, por lo que es un hecho que Moreno Ibarra irá solventando la problemática para poner al día la COMAPA.

PD. 2. A quien está por caerle todo el peso de la Ley es al Secretario General de la Sección 1 del Sindicato Petrolero, por tercera vez, Esdras Romero Vega, a quien en un reportaje de televisión se le acusa de haber adquirido en los últimos diez años al menos veinte inmuebles de lujo en el sur de Tamaulipas, que en total suman un valor superior a los 100 millones de pesos.

Durante su periodo como dirigente sindical, el ex diputado federal y ex alcalde de Madero por el PRI, ha mantenido un salario mensual de 30 mil pesos en Pemex, donde cuenta con el nivel laboral 25.

En la lista de propiedades de Romero Vega destacan una residencia en la calle Esmeralda del Fraccionamiento Petrolera-Chairel con valor de 15 millones de pesos. El inmueble, ubicado en la zona más exclusivo de la llamada Zona Dorada de Tampico, cuenta con un embarcadero en la laguna del Chairel en su patio trasero.

En el fraccionamiento Villa Encantada, por el área de Lomas de Rosales, tiene otras tres mansiones: que en conjunto rebasan los 45 millones de pesos. Muy cerca una de la otra, dos ya están terminada y una está en construcción.

Cuenta con una residencia de playa en Miramar, y la que fuera su casa originalmente, ubicada en la calle Melchor Ocampo de la Ampliación de la Unidad Nacional. También se le adjudican propiedades en el valle de Texas, específicamente en Mission y Donna.

La mayoría de los inmuebles los ha puesto a nombre de sus hijas Karen Patricia y Lizbeth Sarahí, quienes también trabajan en la Refinería Madero.

Y Esdras no tiene un pasado muy claro. Durante su administración municipal, recibió observaciones por más de 200 millones de pesos de la Auditoría Superior de la Federación, por mal uso de las participaciones federales. Asimismo, la Auditoría Superior del Estado también le exigió la comprobación de un gasto de 350 millones de pesos. Urge una investigación y resultados a la sociedad para que este asunto no quede sólo como caja china.

PrensaSI JUANITA QUIERE GANAR DEBE IRSE DEL CONGRESO Y DEL PARTIDO

Related Posts